El auge de las máquinas a vapor durante el siglo XIX, provocaron un explosivo aumento de la demanda por carbón mineral, para alimentar la extensa red de ferrocarriles que se expandía por el país y a las embarcaciones que llegaban y salían desde nuestros puertos o que cruzaban el Estrecho de Magallanes.

En ese contexto, a mediados del siglo XIX se instalan en la región costera del golfo de Arauco renombrados empresarios mineros, quienes se encargarían de estudiar los yacimientos de la zona para su posterior explotación. Los nombres más destacados fueron los de Matías Cousiño, Jorge Rojas, Guillermo Délano y Federico Schwager, entre otros.

Así, las ciudades de Lota y Coronel se erigieron como un importante polo de desarrollo industrial de todo tipo, permitiendo la acumulación de importantes fortunas y el desarrollo de relaciones laborales de tipo capitalista. Por esta razón y también por ser zona de frontera entre el valle central chileno y el territorio mapuche, estas ciudades no tardaron en convertirse en centros de atracción demográfica para la población campesina de la región y de resto de Chile.

Algunas de las grandes consecuencias de la explotación minera fueron la generación de grandes fortunas, la llegada de miles de habitantes y la precariedad de las condiciones de vida de los trabajadores. Los principales problemas fueron la falta de viviendas adecuadas, la proliferación de epidemias, enfermedades profesionales y la escasez de establecimientos educacionales. Junto con esto, el trato abusivo hacia los trabajadores por parte de sus mandos hicieron de esta zona un territorio fértil para el estallido del malestar social y de la organización de los trabajadores en torno a sindicatos, a luchas y diversas formas de vida y cultura, las que luego fueron un ejemplo para los movimientos obreros de todo el país. Todo esto fue retratado por Baldomero Lillo en su libro Sub Terra.

Una de las tantas manifestaciones materiales de la fortaleza de su organización sindical, fue la construcción de un teatro ubicado frente a la Plaza de Armas de Lota, levantado entre 1954 y 1957 con la ayuda del diputado y arquitecto comunista Sergio González y estudiantes de la facultad de arquitectura de la Universidad de Chile. Este teatro fue financiado por el Sindicato Nº 6 de los mineros de Lota y creado como un espacio que pudiera proyectar su organización, no como una sede sindical más. Si bien la obra no quedó completamente terminada, inmediatamente comenzó su uso en obra gruesa y sin techumbre.

Este teatro reunió a los mineros en grandes asambleas, actos y congresos internacionales. También recibió a grandes artistas y personajes, como Pablo Neruda, Violeta Parra y Salvador Allende, entre otros. Sin embargo, la decadencia de la minería del carbón produjo despidos masivos, lo que hizo imposible que el lugar se terminara de construir. Si bien existió un acuerdo con el Presidente Allende para su conclusión, el golpe militar de 1973 lo hizo imposible.

Entre su diversidad de valores patrimoniales, destacan el significado social y político de este teatro, pues fue construido y financiado los propios mineros, constituyéndose así en el reflejo de la organización y capacidad del movimiento sindical chileno, dentro del cual el sindicato de Lota destaca como un actor relevante. La participación obrera en su construcción y diseño se manifestó hasta en la realización de sus murales, pues acordaron en asambleas abiertas que éstos retrataran diferentes aspectos de la vida de la ciudad y sus habitantes.

También destaca por su valor arquitectónico y urbano. El Edificio se emplaza en el centro de la ciudad, frente a la plaza de armas y puede ser considerado como una de las primeras obras significativas de arquitectura del Movimiento Moderno de la Región del Bíobio.

Hoy, sus vestigios se mantienen de pie como testigos y referentes de ese pasado reciente que marca la identidad y el orgullo de la ciudad, de la región y de todo el movimiento obrero chileno.

REFERENCIAS:

Decreto 294 (2009)
http://www.monumentos.cl/catalogo/625/articles-36732_documento.pdf

Teatro del Sindicato nº 6
http://carbonmaldito.blogspot.cl/2016/05/teatro-del-sindicato-n6.html (link is external)

Fuente: Página web del Consejo de Monumentos Nacionales.