Fue diseñado entre los años 1862 y 1872, concebido como un regalo de don Luis Cousiño Squella a su esposa Isidora Goyenechea, quien se encargó del parque hasta su muerte en 1898. Es obra del paisajista británico Bartlet, quien diseña sus jardines según el estilo francés. Posteriormente, Isidora Cousiño contrata al técnico irlandés Guillermo O’Reilly para modificar algunos sectores del parque y se encargó de las primeras plantaciones de árboles en el parque.

En 1898 Carlos Cousiño asume su tuición, construye un Palacio, en estilo francés y según diseño del arquitecto Eduardo Ferhmann. El inmueble fue demolido a raíz de los daños estructurales ocasionados por el terremoto de 1960. El parque es uno de los tres parques de estilo francés en Chile y el único ubicado en un borde costero. Por su emplazamiento, es un referente de Lota y desde él se obtiene una perspectiva privilegiada de la costa del Golfo de Arauco, el muelle y las instalaciones mineras. Posee más de 83 especies vegetales, originarias de Chile y provenientes de Norteamérica, Australia, Europa, Asia y África. Posee 27 esculturas de fierro fundido de la Fundación Val d’Osne, cuyo procedimiento de fundición, moldeado y aleación es originario de Francia.

Asimismo posee una colección de más de 50 piezas de distinta procedencia entre jarrones, escaños y pedestales, constituyendo la colección más importante del país en su tipo. Posee también una colección de esculturas de cerámicas de la fábrica Lota Green y construcciones de destacados autores entre las que destacan el kiosco chino, el observatorio de plantas, el observatorio meteorológico y el faro lustrín, entre otros.

Fuente: Página web del Consejo de Monumentos Nacionales.