El Parque Galvarino está situado a un costado de la Ruta 160 en el sector de Escuadrón, frente al conjunto residencial Villa La Posada, en la ciudad de Coronel, VIII Región.
Se trata de una explanada cuyo hito central es un monumento conmemorativo al Toqui Galvarino. Los estudios históricos indican que la planicie costera al sur del Biobío, entre el Océano Pacífico y la Cordillera de Nahuelbuta, fue una zona con gran presencia de población indígena en el siglo XVI. En 1557 los españoles, al mando de García Hurtado de Mendoza, avanzaron sobre la región enfrentándose con los indígenas en la llamada “Batalla de Lagunillas”, capturando al líder Galvarino, a quien cortaron las manos y luego dejaron libre para amedrentar a los mapuches.
El Departamento de Historia de la Universidad de Concepción en la década de 1980, elaboró un informe técnico que precisó el lugar donde ocurrió el suplicio de Galvarino, acreditando que al sur de la Lagunilla sería el sitio donde el toqui fue castigado con la amputación de sus extremidades.
Con los datos entregados por los historiadores se inició la habilitación del actual parque, donde se instaló un hito conmemorativo de la hazaña. Posteriormente, en el año 1998, la Municipalidad de Coronel se adjudicó un proyecto FONDART que permitió equipar el parque con señalética, más vegetación y una zona de estacionamientos. En 2003 el Parque se convierte en Monumento Histórico.
Actualmente se puede acceder a pie o en forma vehicular y cuenta con senderos y señalética que orienta al visitante, rodeado de un entorno privilegiado con abundante vegetación de tipo silvestre, además de zonas de humedales que rodean el sector. Dispone además de una pequeña loma provista de un mirador.

Fuente: Página web del Consejo de Monumentos Nacionales.