La definición de un geoparque puede albergar multitud de conceptos en base a lo que nos queramos referir o en función de cuál sea nuestro objetivo de difundir, pero podríamos resumirlo en que un geoparque es un área con límites claramente definidos y lo suficientemente grande para que sirva de desarrollo económico y cultural local, mostrando a través de una variedad de sitios de importancia internacional, regional y/o nacional, la historia geológica de una región, los eventos y procesos que la forman.

El geoparque debe tener en cuenta todo el entorno geográfico de la región y no incluirá únicamente los lugares de importancia geológica. La sinergia entre la geodiversidad, biodiversidad y cultura, además del patrimonio tangible e intangible, como los temas no geológicos, los cuales deben ser destacados como una parte integral de cada sitio.

Los geoparques deben romover el desarrollo económico local sostenible, principalmente a través del geoturismo, involucrando a las autoridades, comunidades locales, los intereses privados y organismos tanto de investigación como educativos, en el diseño, funcionamiento y su plan de desarrollo económico y cultural de la región.

Un geoparque debe poseer un órgano de administración o sociedad con una infraestructura eficaz de gestión, personal cualificado adecuado y el apoyo financiero sostenible, tener estructuras eficaces y profesionales de gestión.

Un geoparque debe basarse en un fuerte apoyo de la comunidad y la participación local, con un amplio proceso de consulta que debe involucrar a la población para facilitar la aceptación del geoparque planificado.

Un geoparque mundial de la UNESCO, debe regirse por cuatro pilares fundamentales:

  • Patrimonio geológico de relevancia internacional
  • Órgano de gestión
  • Visibilidad
  • Networking (local, regional, nacional e internacional)

Dentro de un geoparque, hay varias áreas temáticas que se abordan para obtener un desarrollo territorial INTEGRAL:

Recursos Naturales Geoconservación
Cambio Climático Educación
Riesgos Geológicos Desarrollo sostenible
Ciencia Comunidad local e indígena
Cultura Equidad de género

La UNESCO, Red Global de Geoparques  y los 17 ODS

En la actualidad hay 147 geoparques mundiales de la UNESCO en 41 países. Estos geoparques se agrupan en varias redes regionales, como son la Red Europea de Geoparques (EGN), la Red Asia Pacífico (APGN) y la Red Latinoamericana y del Caribe de Geoparques (GeoLAC).

El trabajo de la UNESCO con los geoparques comenzó en 2001. En 2004, 17 geoparques europeos y 8 chinos se reunieron en la sede de la UNESCO en París para formar la Red Global de Geoparques (GGN), donde las iniciativas nacionales del patrimonio geológico contribuyen y se benefician de su membresía en una red global de intercambio y cooperación.

El 17 de noviembre de 2015, los 195 Estados Miembros de la UNESCO ratificaron la creación de una nueva etiqueta, los Geoparques Globales de la UNESCO, durante la 38ª Conferencia General de la Organización. Esto expresa el reconocimiento gubernamental de la importancia de administrar sitios geológicos y paisajes excepcionales de manera integral.

La organización apoya los esfuerzos de los estados miembros para establecer Geoparques Globales de la UNESCO en todo el mundo, en estrecha colaboración con la Red Global de Geoparques.

Los Geoparques Mundiales de la UNESCO no se quedan al margen de contribuir a la agenda 2030 de los diferentes Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y desde los territorios de los geoparques se trabaja en estrecha relación entre las diferentes áreas temáticas de estos en el territorio, en conjunto con una visión transversal a la agenda 2030 y a los 17 ODS.

Geoparques en Chile y Geoparque Minero Litoral del Biobío

A partir de este año, Chile integra la GeoLAC, mediante el reconocimiento del primer geoparque Mundial de la UENSCO, el geoparque Kütralkura. Otros proyectos de geoparques son los que le siguen el paso, como es Geoparque Cajón del Maipo, Geoparque Valle del Petorca, Geoparque Puchuncaví, Geoparque Pillanmapu Andino y Geoparque Minero Litoral del Biobío, sobre el que vamos a hacer referencia.

El Geoparque Minero Litoral del Biobío se encuentra ubicado en el borde costero de la Región del Biobío, comprende 12 de las 33 comunas de la región (Tomé, Penco, Talcahuano Hualpén, San Pedro de la Paz, Coronel, Lota, Arauco, Curanilahue, Lebu, Los Álamos y Cañete) con una superficie de 4.400 km2, una población de 787 mil personas, de las cuales más de 100 mil corresponden a pueblos originarios, con más de 128 comunidades y asociaciones.

La misión del geoparque es promover el desarrollo social y económico de los geositios de la Región del Biobío a través de la conservación sustentable de su patrimonio geológico, ambiental, cultural e industrial.

La visión es ser reconocido como un geoparque donde se potencia vivir y crear un territorio sustentable. A través de la transferencia de conocimiento, la educación, concienciación y desarrollo, con una gobernanza en vínculo directo con la comunidad.

En el interior del geoparque, se puede conocer una geología que data de más de 320 millones de años, a través del recorrido por 21 sitios de interés geológico repartidos por toda la geografía del territorio, en cuatro georutas; Paleontológica, Patrimonial del Carbón e Isla Sta. María, que se recopilarán en la “Guía Geoturística y Patrimonial del Geoparque Minero litoral del Biobío”.


Fuente: https://www.paginav.cl/2019/12/19/que-es-un-geoparque/